Euskadi.eus

Inicio activado

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. La reunión con mi profesora...
Acceso a la web 'Tu Decides' Acceso al video

Tienes derecho a que te dejen en paz

¡Blamm¡ Otro portazo. Por fin estás solo. Te sientas en la silla. Enciendes el ordenador para chatear con tus colegas y navegar por la red. Solo con tus aparatos, apartado de los pesados de tu padre y tu madre y de los peques de la casa.

¿Sabes quién está mirando?

Las clases pueden ser aburridas. Puede resultar muy tentador esconderse tras la pantalla y encontrar algo más divertido. Pero aunque estés sentado en una esquina y no haya nadie mirando por encima de tu hombro, mucha gente puede ver lo que estás haciendo.

¿Sabes quién está mirando?

Sabías que ...

La protección de datos personales es una protección básica de la vida privada del individuo.

Navegar y chatear en Internet parecen acciones privadas, por lo que la mayoría de la gente busca paz y tranquilidad para hacerlo, preferentemente en casa.

Es muy fácil olvidar que en el mundo de la tecnología a menudo la puerta está abierta de par en par.

Fácil de comprobar

Huella dedo

Para que el e-mail que envías llegue al destinatario adecuado y para que las páginas web que visitas puedan ser enviadas a "tu" ordenador, éste suele tener asignada una dirección electrónica (una dirección IP). La mayoría de los institutos y colegios y muchos ordenadores en casa cuentan con un cortafuegos, que sirve para protegerse de los virus y de las intrusiones de los hackers, pero que además permite saber qué dirección IP tiene cada ordenador, así como las páginas web que se han visitado desde cada uno y la frecuencia y duración de dichas visitas.

Todas las páginas web que visitas también quedan registradas en el historial de tu navegador y se guardan para que el acceso a dichas páginas sea más rápido la próxima vez que quieras entrar en ellas. Si no borras el historial del navegador, resulta muy fácil para otras personas controlar el tiempo que has estado conectado.

Asimismo, gente no autorizada puede acceder a los e-mails que has mandado y recibido.

Si alguien conocido o que no lo es tanto consigue hacerse con tu contraseña, podrá acceder a información que te atañe exclusivamente a ti. Puede resultar tan desagradable como embarazoso.

Responsabilidad y normas

Huella pie

A menudo no importa demasiado que otras personas vean lo que has hecho en el transcurso del día o durante una hora de clase. Sin embargo, en ocasiones, esto no es deseable. Por ello, en los institutos debe haber normas acerca de lo que el alumnado y el profesorado pueden hacer en los ordenadores del centro.

Tú también debes asumir tu propia responsabilidad con respecto a tus actividades.

Cuando estás conectado, no es siempre fácil saber si hay alguien espiándote o no. Cuando estás solo ante tu ordenador, puede que pienses que estás en el anonimato, y no resulta fácil de creer que alguien pueda estar viendo lo que haces. Pero esto no funciona así …

Cuando estás conectado no eres anónimo.

Como un libro abierto

Otras personas pueden saber qué páginas web has visitado, bien a través del historial, bien a través de los archivos temporales referentes a textos, imágenes o mensajes. Estos archivos no se borran automáticamente al cerrar el navegador. Si tú mismo no borras el contenido, otra gente puede fisgar en las actividades que realizas en la red.

El riesgo de que otras personas accedan a la información que tú has consultado puede ser aún mayor cuando utilizas los ordenadores de sitios públicos a los que acceden muchas personas como, por ejemplo, de un cibercafé.

¿Cómo pueden saber quién soy yo?

Alguien te está mirando

Cada vez que te conectas a Internet se te asigna una dirección IP. El proveedor de acceso a Internet registra cuándo estás conectado y qué dirección IP se te ha asignado en cada sesión. Las páginas web también registran todas las direcciones IP que las visitan. Cuando la policía quiere investigar quién ha visitado una página web determinada, puede consultar los registros de dicha página web y pedir al proveedor de acceso a Internet la lista de los usuarios que estaban usando las direcciones IP en un momento determinado.

Muchas páginas web están interesadas en saber quién las visita; para ello, guardan un pequeño archivo (cookie) en tu ordenador. Cada vez que visitas la página web, ésta comprueba si tu ordenador tiene esa cookie y, si es así, registra la información que contiene; por ejemplo, el nombre de usuario y la contraseña utilizada al entrar en la página.

Puedes denegar a las páginas web el permiso para que creen esas cookies ajustando la configuración de privacidad en tu navegador, pero, si lo haces, corres el riesgo de que algunas páginas web no funcionen correctamente. Debes decidir qué es más importante para ti: la protección de tus datos personales o la accesibilidad.

¿Qué derechos de control tiene tu centro?

Como norma general, el instituto no puede usar la función de registro de accesos del sistema informático para controlar el uso de Internet por parte del alumnado. El propósito del registro es asegurar el uso responsable del sistema informático. Por tanto, el registro podría ser usado para destapar actividades no deseadas. En dichos casos, el colegio podría usar la información del registro para enviar advertencias para que ese tipo de actividades cesen; si aún así la actividad no cesa, el centro podrá usar el registro para investigar quién está involucrado. Cada colegio define qué se considera como actividad no deseada en Internet. Es importante que el colegio elabore instrucciones claras y precisas que el alumnado pueda usar para orientarse.