Euskadi.eus

Inicio activado

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Era sólo una broma...
Acceso a la web 'Tu Decides' Acceso al video

Tú eres tu propio editor

¡HOLA! ¡AQUÍ ESTOY! ¡ENTRA EN MI PÁGINA WEB! ¡MÍRAME! ¡EN MESSENGER ! ¡EN YOUTUBE! ¡ EN MY SPACE!¡MÍRAME! ¡VOTA POR MÍ! Internet es fantástico. Ofrece todo un mundo de oportunidades: puedes crear tu propia página web y visitar las de otras personas; puedes descargar música y películas, chatear con amistades en MSN, compartir imágenes y contar secretos íntimos. Pero Internet también es despiadado. Una vez que se dice o se hace algo, ya es demasiado tarde para pulsar la tecla "deshacer". Tal opción no existe.

¡Alguien puede ARRUINAR tu reputación!

¡CUIDADO CON EL TIPO DE LA MOTO ROJA! Su nombre es Josu y es un violador. Pásalo: cuidado con el tipo de la moto roja, su nombre es Josu y es un violador. Pásalo: cuidado con el hombre el tipo de la moto roja, su nombre es Josu y es un violador. Pásalo: cuidado con el tipo de la moto roja...

Tú eres tu propio editor

Sabías que ...

Foto de fiesta

Todos necesitamos hacernos notar. Algunas personas se apuntan para participar en reality shows. Otras crean páginas web o blogs en los que cuelgan imágenes o información sobre sí mismas. Sea cual sea el camino que elijas, conseguirás atraer la atención tanto de personas conocidas como de desconocidas.

Una gran responsabilidad

Las empresas editoras de periódicos son responsables de todos los textos e imágenes que el periódico imprime o cuelga en Internet. Las mentiras intencionadas, las injurias, las imágenes ilegales o el racismo pueden ser muy dañinas y pueden traer consigo el pago de multas e incluso penas de prisión. Las asociaciones de prensa suelen desarrollar también un conjunto de pautas éticas para periodistas y editores llamados Códigos Deontológicos o profesionales.

Del mismo modo que la empresa editora de un periódico es responsable del mismo, tú eres responsable de todo lo que envías por Internet. Por tanto, debes pensar bien todo lo que envías online, ya que dicha información incluye datos sobre ti y, posiblemente, sobre otras personas. Todo eso también es aplicable a las imágenes. Es también importante actuar con responsabilidad con respecto a lo que envías a blogs o a otras páginas web. Lo que para ti puede suponer una simple broma, puede resultar realmente nocivo para otras personas.

Demasiado tarde para deshacer

Enviar información e imágenes tuyas puede ser divertido. Sentado ante tu ordenador, en casa, esta actividad puede parecer inocente y para nada peligrosa. En este contexto, es muy fácil traspasar la frontera entre lo que es privado y lo que decides compartir con otras personas. Una vez enviados a la red, textos e imágenes no se pueden borrar fácilmente y es casi imposible evitar que la gente haga copias de los mismos. Imágenes tuyas e información acerca de ti pueden acabar apareciendo en páginas que tú ni siquiera sabías que existían y con las cuales preferirías no tener ningún tipo de conexión.

Piensa antes de pulsar "intro"

Para siempre

Es posible borrar información e imágenes colgadas en Internet, pero a veces resulta imposible borrarlas definitivamente. Alguien ha podido descargar esa información o esas imágenes y puede que éstas hayan sido enviadas a otras páginas o que hayan sido almacenadas por varios buscadores.

¡Un verdadero SÍ!

Antes de colgar online imágenes de una o más personas identificables, debes solicitar su permiso y recibir un verdadero SÍ como respuesta. Un sí dado en un momento determinado no vale para siempre. Si alguien que al principio dijo que sí cambia de opinión más tarde, estás obligado a ayudarle a retirar la imagen correspondiente.

¡Deshazte de ella!

Te mostramos a continuación el modo de borrar información sobre ti de la red: