Euskadi.eus

Inicio activado

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Estuvo genial...
Acceso a la web 'Tu Decides' Acceso al video

¿Estamos más seguros con las cámaras?

SÚBETE LA CREMALLERA. Quítate las legañas. Deja de hurgarte la nariz constantemente. Asegúrate de que estás bien peinado y de que llevas los pantalones en su sitio ¡Sonríe! Las cámaras están filmando ¡Estás en el aire!

Alguien está siguiendo tu rastro

TÚ DECIDES A QUIÉN LLAMAS Y CUÁNDO. El operador de telecomunicaciones lo registra. Tú decides dónde usar tu tarjeta de crédito y el uso que le quieras dar a la misma. El banco lo registra. Tú decides qué términos de búsqueda utilizas en Google. El buscador lo registra. En el transcurso de un día normal, dejas detrás muchos rastros. Mucha gente puede estar interesada en ellos.

¿Estamos más seguros con las cámaras?

Sabías que ...

"Todo el mundo tiene derecho a que su vida privada, su vida familiar, su hogar y su correspondencia sean respetados."

Convenio Europeo de Derechos Humanos

Cámaras en la playa

Las cámaras de video te siguen. Cuando te sientas en el autobús. Cuando vas por el supermercado. Cuando estás mirando las últimas novedades en una tienda de ropa. Cuando das vueltas por el centro de la ciudad y tal vez también cuando entras en el gimnasio. La inseguridad es una razón importante para justificar el uso cada vez mayor de sistemas de vigilancia. La mayoría de los conductores de autobús y algunos de los pasajeros se sienten más seguros cuando saben que hay una cámara de vigilancia instalada en el vehículo. La persona que está sola de noche en el mostrador de una gasolinera se siente más tranquila si la zona está vigilada con cámaras de video.

¿Es eso siempre positivo?

La videovigilancia puede ayudar a prevenir y a resolver delitos como el vandalismo, la violencia o los robos. Sin embargo, es importante pensar con detenimiento acerca de las consecuencias antes de instalar videovigilancia en autobuses, escuelas, zonas peatonales, etc. ¿Por qué es necesariala vigilancia? ¿Aumenta realmente la seguridad? ¿Puede tener consecuencias negativas? ¿Existen otras soluciones que puedan proporcionar la misma o incluso más seguridad?

No hay datos que afirmen que los niveles generales de criminalidad desciendan con la instalación de cámaras. Más bien parece que se dan otras formas de violencia o que ésta se desplaza a otros lugares. Es por eso que existe una gran polémica acerca de la contribución real que aporta la videovigilancia a la seguridad. También resulta difícil saber cómo nos afecta a los seres humanos el hecho de estar bajo vigilancia.

No es siempre fiable

En algunos casos, la videovigilancia puede dar lugar a malentendidos. En algunos lugares, las cámaras se usan para descubrir a personas non-gratas, a las que se pide que abandonen el lugar en el que están aun sin haber hecho nada malo. Con el fin de evitar abusos, es importante que aquéllos que instalan ese tipo de cámaras sepan cómo se debe hacer y que las imágenes grabadas sean usadas según la normativa aplicable. Asimismo, es muy importante intervenir si vemos que alguien necesita ayuda, aun cuando las cámaras estén presentes.

Las cámaras graban sucesos, pero no pueden evitar que éstos ocurran.

Las cámaras no son siempre la mejor opción

El Reino Unido es el país con mayor videovigilancia, con más de 4,2 millones de cámaras de vigilancia. Un equipo de investigación de la Universidad de Leicester ha analizado de qué manera afecta la vigilancia a la criminalidad en áreas seleccionadas. Este estudio reveló que la criminalidad sólo se redujo en dos de las catorce áreas sometidas a videovigilancia. El estudio sugiere que las cámaras de vigilancia podrían contribuir en cierto modo a reducir el número de robos y atracos en áreas bien delimitadas (tiendas o parkings). Sin embargo, parece difícil de probar que las cámaras instaladas en las calles y en centros comerciales tengan un efecto positivo en cuanto a la reducción de la violencia en la sociedad.

Expulsando a la gente

Zona vigilada por cámaras

Mientras que la policía usa la vigilancia por circuito cerrado de televisión para prevenir y resolver crímenes, los resultados de una tesis doctoral noruega revelaron que en otros ámbitos las cámaras también se usan para excluir a visitantes no deseados de un área determinada.

Cámaras por doquier

En nuestras ciudades las cámaras se están incrementando de forma extraordinaria. Tenemos cámaras en bancos, cafeterías, escaparates de todo tipo de tiendas, para controlar el tráfico, en edificios públicos, en centros comerciales, en estaciones de autobuses o tren, en garajes, en plazas y… hasta en la playa.

Normativa relacionada con la videovigilancia