euskadi.eus

Inicio activado

  • Mapa Web
Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Estuvo genial...
Acceso a la web 'Tu Decides' Acceso al video

¿Estamos más seguros con las cámaras?

SÚBETE LA CREMALLERA. Quítate las legañas. Deja de hurgarte la nariz constantemente. Asegúrate de que estás bien peinado y de que llevas los pantalones en su sitio ¡Sonríe! Las cámaras están filmando ¡Estás en el aire!

Alguien está siguiendo tu rastro

TÚ DECIDES A QUIÉN LLAMAS Y CUÁNDO. El operador de telecomunicaciones lo registra. Tú decides dónde usar tu tarjeta de crédito y el uso que le quieras dar a la misma. El banco lo registra. Tú decides qué términos de búsqueda utilizas en Google. El buscador lo registra. En el transcurso de un día normal, dejas detrás muchos rastros. Mucha gente puede estar interesada en ellos.

¿Estamos más seguros con las cámaras?

¡Cosas que pasan!

¡Más perritos calientes en el grill, por favor!

El jefe de una gasolinera con servicio de preparación de comida llamaba constantemente a sus jóvenes empleados para decirles que pusieran más perritos calientes en el grill ¿Cómo podía ver el jefe cuántos perritos calientes había en el grill sin estar en la gasolinera? Los empleados empezaron a sospechar que el dueño estaba grabando en vídeo lo que sucedía en la gasolinera y que, por tanto, podía ver lo que ocurría desde su casa.

El uso de cámaras de vigilancia para controlar a los empleados debe equilibrarse con el derecho a la intimidad de los trabajadores. Así, las cámaras podrán utilizarse cuando se consideren imprescindibles y proporcionales. Esto es, deben ser necesarias, idóneas y debe haber un equilibrio entre este medio (muy agresivo para la intimidad) y el objetivo que persiguen.

Fuente: Agencia de Protección de Datos de Noruega (The Data Inspectorate) comentado por Agencia Vasca de Protección de Datos

Sospechoso

Un conductor de taxi había perdido su cartera. Le llamaron de un almacén diciéndole que habían encontrado su cartera y su permiso de conducir en una silla. Al conductor le dejaron ver las imágenes grabadas por el circuito cerrado de televisión. En ellas se veía a un joven sentado en aquella silla. El conductor reconoció al chico, que vivía en su vecindario, se puso en contacto con él y le acusó de haberle robado la cartera. El chico lo negó. Aunque en las imágenes grabadas se veía claramente que aquel chico había estado sentado en la silla en la que encontraron la cartera, ese hecho no probaba en sí que el chico fuera el autor del robo. Como el almacén sólo estaba autorizado para enseñar las imágenes a la policía, ésta le ordenó que evaluara sus procedimientos de videovigilancia.

Fuente: Agencia de Protección de Datos de Noruega (The Data Inspectorate)

Filmados en el colegio

El alumnado de un colegio de Valencia fue sometido a un control de acceso mediante huella dactilar, así como filmado durante su estancia en el centro. La dirección del centro señaló que colocaron 24 cámaras, 23 en zonas comunes, taquillas y en las salidas al patio, así como una en el acceso a dos baños de chicas considerados "muy problemáticos" y en los que con anterioridad se registraron daños. La Agencia de Protección de Datos consideró desproporcionada la utilización de datos biométricos para el acceso y la existencia de cámaras en el baño.

Fuente: Noticia de prensa en EL PAÍS resumida por Agencia Vasca de Protección de Datos